Pagos

PAGOS4 

Consultas

Lista-Clinton  
Antecedentes-PONAL  
Procuraduria  
BDME  
SIMIT  
rue  
ONU  
BIS  

Reconocimientos

 


Crowe-

Noticias de Actualidad

Noticias de Actualidad (1966)

Noticias de Actualidad

“En el domicilio se encontraron 34 sacos de yute, que estaban acondicionados para ser llevados al agua, en cuyo interior habían 1.224 bloques con una sustancia que al ser sometida a la respectiva prueba de campo dio positivo cocaína, con un peso de 1.377 kilos de esta sustancia”, mencionó el coronel Freddy Ramos, comandante de la zona 4.
Mediante información reservada se conoció de una supuesta actividad ilícita que se estaba realizando en una vivienda a orillas del mar, en la vía San Mateo.  En el lugar se halló un inmueble de caña, razón por la cual se realizó la coordinación con el fiscal para el allanamiento de la vivienda. La operación San Mateo se desarrolló la noche del lunes 3 de julio en el puerto manabita. Un ciudadano de 68 años, propietario del inmueble fue detenido a la altura de la Y de San Mateo y puesto a órdenes de la autoridad competente para la respectiva audiencia.

 

 

 

Fuente: Vistazo.com

La Policía antinarcóticos de Ecuador incautó 1,3 toneladas de cocaína en una operación desarrollada en el balneario costero de San Mateo, en la provincia de Manabí, en el oeste del país, informó hoy el ministro del Interior, César Navas.

En un operativo contra el narcotráfico, la Policía decomisó "1,3 toneladas de droga en San Mateo, Manabí. 1 detenido para investigaciones", escribió Navas en su cuenta de Twitter.

De su lado, el coronel de la Policía Freddy Ramos informó que, mediante información reservada, los agentes conocieron de una supuesta actividad ilegal en una vivienda a orillas del mar, en la zona del balneario de San Mateo.

Ramos dijo que el personal destinado a investigar esa información encontró en la vivienda "34 sacos de yute, que estaban acondicionados para ser llevados al agua, en cuyo interior habían 1.224 bloques con una sustancia que al ser sometida a la respectiva prueba de campo dio positivo cocaína".

El peso medido del alcaloide llegó a los 1.377 kilos, agregó Ramos, según declaraciones reproducidas en el portal del Ministerio del Interior. Asimismo, el informe señala que un ciudadano de 68 años, propietario de la vivienda allanada, fue detenido y quedó a disposición de la autoridad competente. Se calcula que con esta operación la Policía ha retirado del mercado más de 10 millones de dosis de la droga. Ramos destacó el trabajo policial y dijo que los resultados "han sido visibles en la provincia de Manabí, con grandes incautaciones de droga en este año". "Estamos superando las 4,5 toneladas incautadas", sostuvo el jefe policial de la llamada Zona 4, que también incluye a la vecina provincia de Esmeraldas.

 

Fuente: Wradio.com.co

El médico argentino Gabriel Zilli, especialista en tratamiento para atenuar el dolor del cáncer, estaba nervioso. A su lado, en su casa en el barrio de Arroyito de Rosario, una ciudad a 300 kilómetros de Buenos Aires, Argentina, cocinaban en una olla grande de arroz el portugués Fernando Martins Frutuoso y el colombiano Wilmar Yuriano Valencia Estrada, miembros del llamado ‘clan del Golfo’.
Al oncólogo no le inquietaba el almuerzo sino su debut como narcotraficante. Los colombianos practicaban en su casa, un sofisticado método para que la cocaína quedara adherida a cada grano de arroz.

Esa red de narcos colombianos, argentinos, ecuatorianos y portugueses –liderada por los hermanos Erman y Williams Triana Peña– tenía previsto enviar a Guinea Bissau (África) a través de la empresa Euro Export SRL un cargamento de 46 toneladas de arroz. La carga iba a llegar a ese pequeño país a través del programa ‘Hambre Cero’, de la Organización de Naciones Unidas.

El cargamento fue descubierto en el oeste de Rosario y ya había sorteado los controles de los escáner de la aduana, aunque no logró engañar a un golden retriever que olfateó la droga.

Dentro de la investigación, en la que hay 72 imputados, ya se estableció que la red creó 30 empresas en Argentina para blanquear 5’337.000 dólares.

El exsecretario de Justicia argentino Guillermo Heisinger era uno de los miembros de esta organización para lavar el dinero en compañías agropecuarias, financieras y hasta de servicios fúnebres, como un crematorio ubicado a 20 kilómetros de donde se cocina el arroz con cocaína.

África es una nueva ruta del narcotráfico desde América Latina que empieza a preocupar. Los intermediarios en ese continente que se dedican a introducir la droga en Europa pertenecen a organizaciones criminales enquistadas en los gobiernos, con nexos directos con el terrorismo y el tráfico de armas.

La ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, señaló que este país es un mercado atractivo para los traficantes y que parte de la exportación local de cocaína “financia grupos terroristas” en África.

Bullrich dice que la cocaína se triangula por África para llegar a Europa. “Servicios de inteligencia de otras naciones nos confirmaron que se les paga ‘peaje’ a grupos terroristas para hacer las operaciones”.

Según un informe de la Comunidad de Policías de América (Ameripol), por la ruta africana pasa un 30 por ciento de la cocaína que va a Europa.

La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) activó las alarmas y pidió que se intensifiquen “los esfuerzos para erradicar el tráfico de drogas y la delincuencia organizada en África occidental, base central para el tráfico de cocaína desde América Latina hacia Europa”.

Los carteles mexicanos fueron los primeros que incursionaron en la ruta. ‘Los Zetas’, el ‘cartel de Sinaloa’ y ‘Jalisco Nueva Generación’ la tejieron con la ayuda de la mafia italiana Ndarngueta desde hace siete años.

El cartel liderado por Joaquín Guzmán Loera, alias Chapo, quien fue extraditado a Estados Unidos en enero pasado, utiliza la ruta de Guinea Bissau para introducir la droga en Europa. En esa región operan tres facciones del ‘cartel de Sinaloa’, una de ellas liderada por Dámaso López, alias Minilic.

En marzo del 2016, en Asaba (Nigeria) fue desarticulado un laboratorio con capacidad para producir cuatro toneladas de metanfetaminas. Cuatro mexicanos habían montado esa fábrica, y se presume que ese estupefaciente sintético tenía como destino Asia, donde el kilo de esa droga llega a pagarse a 300.000 dólares.

 

Fuente: Eltiempo.com