InfoAES Edición N°2

Notidecomisos Edición N°2

AGENDA FORO

CONTENEDORES

Cocaína entre bananas de Costa Rica a Europa

Un puerto remoto en la costa Caribe en Costa Rica es desde hace tiempo el punto de partida de cargamentos de banano y piña que esconden un producto más: cocaína. ¿Seguirán los traficantes de droga usando el puerto de Moin, cerca de la ciudad de Limón, hoy que este ha pasado por una ampliación que incluye nueva tecnología de detección?

Solo en octubre pasado, seis toneladas de cocaína ocultas entre racimos de bananos desembarcaron en Europa provenientes de Limón. El envío llegó a Portugal y luego viajó por camión a Málaga, España, donde las autoridades incautaron la cocaína y detuvieron a 16 personas, informó El País.

Las autoridades dicen que esta es una de las operaciones más grandes que se hayan visto en Europa, y añadieron que la empresa responsable del envío de bananos había despachado por lo menos 70 contenedores de fruta desde Costa Rica, para dar la impresión de ser una firma legítima.

En junio de 2018, las autoridades del puerto descubrieron 300 kilogramos de cocaína en los ductos de ventilación en un contenedor que se encontraba en un barco de bandera italiana y que había llegado desde el puerto de Turbo, en la costa Caribe colombiana, según una nota de La Nación. El mismo mes se hallaron cerca de 400 kilogramos de cocaína en maletas escondidas en el casco de otro barco proveniente de Turbo. La nave estaba registrada en Las Bahamas.

Dos meses después, se encontraron 133 kilogramos de cocaína entre piñas en un buque mercante con destino al puerto de Cork, en Irlanda. Las autoridades dicen que las drogas tenían que ver con un grupo criminal irlandés, conocido como el cartel de Kinahan, según información de The Irish Times.

Entre 2012 y 2017, las autoridades decomisaron casi seis toneladas de cocaína en contenedores de barcos cargados en el puerto de Moin, y otras cuatro toneladas de cocaína en buques cargueros que habían atracado en el mismo puerto, según una investigación realizada por La Nación en 2017.

Análisis de InSight Crime

Con la importancia que ha adquirido Costa Rica en el trasbordo de narcóticos, los traficantes han aprovechado lo remoto y mal administrado del puerto en Limón.

La cocaína descubierta en cargamentos con destino a Europa se ha disparado en la costa caribe costarricense durante la última década, según la investigación realizada por La Nación en 2017. La causa de este incremento puede ser de doble naturaleza.

En primer lugar, la demanda de cocaína en Europa sigue creciendo, y los precios en la calle son superiores a los de Estados Unidos. Los traficantes colombianos, que han perdido terreno frente a los carteles mexicanos en el ingreso de narcóticos a Estados Unidos, también han hecho uso del canal europeo últimamente aprovechando la bonanza cocalera en el país. De los 22 buques atracados en Moin a bordo de los cuales se halló cocaína, la mitad provenía del puerto de Turbo en Colombia, según el reportaje de La Nación.

 

En segundo lugar, el puerto de Moin, que envía grandes cantidades de productos agrícolas a Europa, ha sido especialmente vulnerable al contrabando. Según La Nación, el equipo de escaneo en el puerto no funcionadesde 2016, lo que significa que los contenedores de embarque deben abrirse e inspeccionarse para verificar que no haya drogas. Cada año pasan por el puerto cerca de 1.200.000 contenedores. En 2017, solo se inspeccionaron 14.000 de ellos.

Este mes inició operaciones una nueva terminal en Moin, construido para acomodar los grandes buques de carga “Panamax”, con sistemas de detección totalmente nuevos.

Sin embargo, Kenneth Waugh, director general de APM Terminals, que construyó y administra la terminal, señaló que incluso con esta tecnología sigue habiendo necesidad de que el gobierno costarricense designe un centro de comando, donde las autoridades puedan monitorear y responder a la detecciones y datos de vigilancia en el perímetro del puerto.

Que las mejoras en el puerto de Moin lleven a los traficantes a evitarlo está por verse. Podrían simplemente seguir dirigiéndose al terminal de Limón, más pequeño, como lo han hecho por años.

 

Tomado de: es.insightcrime.org

Policía decomisó 199 kilos de cocaína en una vivienda de Santa Marta

Una labor de inteligencia y seguimiento desarrollada durante tres meses por agentes encubiertos, arrojó como resultado el hallazgo e incautación de 199 kilos de cocaína escondidos en una vivienda del sector de Gaira en Santa Marta.

La droga que pertenecería a la banda criminal Los Pachencas, estaba lista para ser enviada vía marítima a territorio francés.

El operativo fue realizado por la Policía Antinarcóticos, en cooperación con la agencia internacional DEA, la cual se tomó el lugar en horas de la madrugada y decomisó el alijo.

Según información de las autoridades, el cargamento presuntamente fue enviado por alias ‘Gonzalo Satélite’, comandante del Frente Juan Fernando Porras Martínez del ELN, para la organización criminal ‘Los Pachenca’, que controla las rutas de narcotráfico por la bahía hacia República Dominicana y países del continente europeo.

El comandante de la Policía Metropolitana, coronel Gustavo Berdugo manifestó que una llamada anónima a la línea 167 alertó a las autoridades sobre la actividad ilícita que se desarrollaba en dicho inmueble.

“A partir de allí nos infiltramos durante tres meses en la organización para lograr poner al descubierto lo que funcionaba como centro de acopio en el barrio Puente Viejo de Gaira”, señaló el alto oficial.

La cocaína estaba distribuida en 199 bloques escondidos al interior de siete sacos de lona negra en una habitación de la vivienda.

Según informó la Policía, con este decomiso que tiene un valor de mil millones de pesos se evitó la comercialización de 497.500 dosis en el mercado europe.

 

Tomado de: eltiempo.com

Decomisan 1,4 toneladas de cocaína y arrestan a 3 colombianos en Costa Rica

San José.-Las autoridades de Costa Rica informaron este lunes del decomiso de 1.461 kilos de cocaína que eran transportados por el Pacífico en una lancha ocupada por tres ciudadanos colombianos, que fueron arrestados.

El Ministerio de Seguridad Pública detalló que el operativo involucró a dos embarcaciones de Guardacostas y a una aeronave en una persecución de unas 180 millas, durante la cual los sospechosos lanzaron paquetes de droga al mar y luego encallaron la lancha en Playa Escondida, en el sur de Costa Rica.

Los hombres intentaron escapar hacia una zona montañosa pero fueron detenidos por oficiales de la Fuerza Pública y la Policía de Fronteras, explicó el Ministerio de Seguridad en un comunicado.

Los arrestados son tres ciudadanos colombianos identificados como de apellidos Castillo Sánchez, de 29 años; Grueso Valencia, de 59 años, y Rentería Suárez, de 24 años.

Los tres se encuentran a las órdenes del Ministerio Público y enfrentan cargos por tráfico internacional de drogas, delito que en Costa Rica se castiga con un máximo de 20 años de prisión.

Según el informe oficial, los hechos ocurrieron el fin de semana en el océano Pacífico, en una persecución de 182 kilómetros que comenzó cerca de la frontera Costa Rica y Panamá y que terminó en Playa Escondida de Quepos, provincia de Puntarenas (sur).

Tras la inspección de la lancha, que no tiene bandera ni matrícula, las autoridades contabilizaron un total de 1.461 kilos de cocaína, así como 1.440.000 pesos colombianos (465 dólares), 14 barriles para combustible y dos motores de 250 caballos de fuerza.

Este es el mayor decomiso de cocaína en lo que va de 2019, pues supera al del pasado 9 de febrero cuando las autoridades confiscaron 1.342 kilos en una lancha.

Este es el cuarto decomiso mayor a una tonelada de cocaína que se registra en Costa Rica durante 2019.

Costa Rica es considerado por las autoridades antidrogas como un sitio de paso de la droga, pero también de almacenaje, operaciones en las suelen participan personas costarricenses en alianza con grupos extranjeros.

El año pasado, este país de 5 millones de habitantes, alcanzó el récord de decomisos de droga de 33,6 toneladas de cocaína, así como 6,7 toneladas de marihuana.

Además, las autoridades confiscaron dinero en efectivo a las bandas narcotraficantes por 3,7 millones de dólares, 38.615 euros (43.788 dólares) y 83,7 millones de colones (140.000 dólares).

 

 

Tomado de: noticiassin.com