Las nuevas redes y rutas del narcotráfico

Durante cinco años, investigadores de la Policía Nacional y economistas de la Universidad Estatal de Míchigan analizaron los precios de la cocaína en laboratorios, rutas y sitios de embarque.

Los datos obtenidos les permitieron desde la ciencia elaborar un modelo matemático que les permitió a los investigadores revelar el comportamiento del nuevo sistema de narcotráfico en Colombia.

“En este modelo encontramos dos nuevas redes de narcotráfico por el oriente del país. Encontramos 41 rutas y tres puntos de transbordo con salida hacia Europa y África”, dijo la mayor Liz Wendy Cuadros, Policía Antinarcóticos.

Esta mujer, que hace seis años dirige el Centro de Estudios Estratégicos de la Policía Antinarcóticos, asegura que estas dos nuevas redes de narcotráfico están ubicadas en Puerto Carreño, Puerto Inírida, Buenaventura y Puerto Asís. Están compuestas por pequeños grupos de personas con un gran musculo financiero y contactos en el exterior para llevar cocaína a nuevos mercados.

“Pueden estar relacionados con carteles, pero digamos que son muchos dueños de rutas hacia África y Europa. Hacen compras en el país y pueden salir por la ruta orbital por el río Orinoco que se convierte en una salida hasta donde termina el continente”, sostuvo la mayor.

Ese punto al que la mayor llama Delta donde termina el continente, está en Venezuela, desde donde sale el mayor número de lanchas y vuelos del narcotráfico como lo revelan las trazas en los radares.

El estudio les permitió encontrar 41 nuevas rutas que van en contravía de la logística de transporte de cualquier producto, dos de ellas son  Buenaventura – Cúcuta con centros de acopio en Palmira y Barrancabermeja. Un corredor de doble sentido para sacar la cocaína hacia el mar Pacifico o por Cúcuta por tierra a Venezuela.

Otra de las rutas de doble vía usadas por las nuevas redes del narcotráfico, es Cartagena, donde además de ser usada para la salida marítima de la cocaína, es también usada para entrar el estupefaciente que traen por lanchas desde otros puertos para llevarla al interior del país y la frontera con Venezuela. Las nuevas rutas detectadas le dieron a la Policía Antinarcóticos la clave para ir más allá de los resultados operativos.

En lo que va corrido del año, la Policía Antinarcóticos ha desarticulado bandas en las que se ha capturado a quien financia la compra de la droga y aviones que se encargan del transporte hacia destinos de tránsito en Centroamérica.

 

Tomado de: canal1.com.co